Saltar al contenido

Decora con Suculentas

suculentas planta

¿A quién no le gustaría tener un hermoso jardín? ¿Uno que además de embellecer los espacios sea fácil de cuidar y no haya que dedicarle horas de trabajo? Pues nada mejor que un jardín compuesto por plantas crasas o suculentas para decorar ese lugar triste y aburrido. Las plantas suculentas son excelentes para cultivar un jardín pues son fáciles de mantener y además como hay una gran variedad de tipos se pueden hacer hermosas combinaciones con ellas.

plantas suculentas en una taza

Plantas suculentas para exterior

Hay una gran diversidad de especies de plantas suculentas que pueden usarse para hacer un jardín exterior. Generalmente utilizamos plantas que tengan un colorido contrastante y texturas diferentes para así  potenciar el jardín con colores que impacten al recibir la luz solar.

Debes recordar que todas las plantas suculentas para exterior deben recibir una buena dosis de radiación solar preferiblemente en la mañana, pero tienes que cuidar el no regarlas en exceso pues más bien prosperan en sustratos arenosos y con excelente drenaje.

jardin vertical de suculentas

Si decides hacer un jardín vertical ten en cuenta que hay varias especies de plantas crasas colgantes exterior que puedes incorporar para darle más impacto  y diversidad.  Entre las plantas suculentas que puedes cultivar en un jardín exterior están las conocidas como Áloe vera, aeoniums, kalanchoe, echeveria y sedum.  Al sembrarlas procura distribuirlas siguiendo el criterio de colocar las más altas en el centro de la jardinera o maceta y las bajas o que se extienden hacia los lados para que puedan formar una especie de cubierta.  

Si quieres embellecer aun mas tu jardinera puedes recubrir el suelo con piedras. En las tiendas de jardinería venden una gran variedad de éstas, de distintos tamaños y colores. Además de dar un toque sobrio también ayudarán a minimizar el crecimiento de las indeseables hierbas.

Una mención especial merece la llamada planta suculenta jade. Esta planta crasa es originaria del país de Mozambique y también se le conoce como la planta de la abundancia y con el nombre científico de Crassula ovata. Es muy conocida y usada en arreglos y jardines exteriores de suculentas. Lo ideal es sembrarla en una maceta de barro o arcilla  pues su principal enemigo es el exceso de agua.

Es aconsejable sembrarla sola ya que tiende a crecer y extenderse rápidamente, pero ello no implica que no puedas usarla en arreglos o composiciones de crasas en jardines interiores. Solo debes cuidar colocarla cerca de una ventana para que reciba suficiente luz solar. En la técnica asiática de Feng Shui es muy utilizada porque se cree trae abundancia al hogar o negocio en la que se cultiva y es considerada también como un símbolo de amistad cuando es obsequiada.

maceta suculentas

Plantas suculentas para jardines interiores

Si estas planeando decorar el interior de un inmueble con plantas y no dispones del tiempo necesario para cuidarlas entonces tu mejor elección es escoger plantas carnosas de interior. Hay una diversidad de estas plantas que además de ser resistentes a la sequía requieren de pocas cantidades de luz natural y por ello son ideales a la hora de querer disfrutar un poco de naturaleza en el interior de tu casa u oficina.

Debes sembrarlas en un macetero o jardinera que tenga un buen drenaje y para ello elige un sustrato con características arenosas. Si quieres lograr un jardín espectacular combina plantas con diferentes formas en un mismo recipiente y veras como se destaca ese espacio con encanto y belleza. Coloca el macetero o jardinera cerca de una ventana para que reciba suficiente luz natural y se mantengan con el colorido vivo.

suculentas en botella
taza planta suculenta

Para dar tu toque personal, cultiva tus plantas en recipientes que armonicen con la decoración del espacio. Puedes usar macetas de barro, cerámica, fibra de vidrio o algo concreto, según tu estilo.  

planta suculenta en jaula

Al ser muy resistentes, las plantas suculentas para interior son las más adecuadas para aquellos que no les da bien la jardinería o que pasan largos períodos fuera del hogar ya que sus necesidades de agua son muy bajas y pueden pasar varios días en un ambiente seco.

Entre las variedades de plantas carnosas para jardín interior tenemos el lithops, el senecio y la rhipsalis de flor, además de algunas variedades de pequeño tamaño de la popular Áloe vera.

suculentas en macetas

Plantas carnosas cuidados y consejos

 Aunque los jardines formados por plantas suculentas requieren de un mínimo cuidado ello no significa que no lo necesiten. La mayoría de los cuidados a tener son bastante simples y sencillos y son necesarios para que crezcan fuertes, sin deformaciones y sin plagas que podrían matarlas.  Aquí van algunos consejos para mantener tu jardín de suculentas en óptimas condiciones:

  1. Regarlas una vez a la semana con poca cantidad de agua en temporada de verano y una vez al mes en temporada de invierno. Siempre debes revisar el suelo o sustrato y cerciorarte de que este seco antes de regar. Un exceso de riego puede ser mortal para las plantas suculentas.
  2. Mantener el sustrato bien aireado y sin apelmazamientos que asegure un excelente drenaje del agua.
  3. Cuidar que reciban luz indirecta si están en un jardín interior y que no reciban luz solar directa por periodos extensos del día si están en un jardín de exteriores.
  4. Aunque te sorprendas, las plantas suculentas también tienen flores y son de una gran belleza y colorido. Si queremos que florezcan, debemos abonar con un producto especialmente diseñado para ello. Asesórate bien primero antes de adquirir un abono, no vayas a utilizar uno que más bien las perjudique.

Crear y cultivar un jardín con plantas suculentas es una tarea bastante sencilla. Son plantas que son fáciles de conseguir y de cuidar, además de que la mayoría se reproduce por esquejes y crecen con facilidad. Aunque las plantas carnosas de interior conservan en buen estado sus hojas, puedes podarlas si es necesario.

A veces es mejor realizar una buena poda a tiempo si notas partes enfermas o secas que dejar que el mal se propague. También puedes podarlas para darles una forma compacta y frondosa y lo mejor es que las partes buenas que cortas puedes usarlas para reproducir nuevas plantas a través de esos trozos sanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *